SpidOh! – El modelo de trabajo en Oh! my brand

De 30/04/2016mayo 10th, 2019Herramientas digitales
SpidOh Oh! my brand

Detrás de toda gran idea…

…hay una base, un núcleo. A veces es imperceptible, pero siempre es presente. Es el punto de partida, del que nace la inspiración y en el que todos los elementos se alinean y cobran sentido.

Modelo Spidoh

Nosotros lo encontramos en una esquina del restaurante de Mister Oh!, después de que este volviera de sus merecidas vacaciones. Justamente ahí había creado un pequeño amigo su propio negocio en forma de una telaraña perfecta, que nos sirvió como ejemplo para explicar nuestra forma de trabajar en Oh! my brand.

Inspirados en este encantador mundo arácnido…

…os presentamos SpidOh!, nuestro modelo de trabajo integral.

Todo comienza con la mirada fijamente en el centro, el lugar donde confluye todo y desde donde la araña controlará su red, es la estrategia de la idea completa. Seguir una estrategia es fundamental para el diseño exitoso de la telaraña, como lo es para cualquier negocio. Este centro se sustenta en cuatro pilares importantes que mantendrán toda la estructura:

  1. El enfoque en los clientes 
    Porque sin ellos, no puede existir un negocio
  2. Coherencia y consistencia
    Porque se necesita disciplina y visión
  3. Incremento del ROI y valor de marca 
    Porque al final tiene que ser potente y rentable
  4. Versatilidad y adaptabilidad
    Porque el mercado cambia y hay que poder adaptarse

Con estos pilares listos, ya podemos tejer una red bajo un patrón sólido. Los primeros hilos simbolizan nuestros métodos de trabajo:

Teniendo el enfoque en el cliente en mente nos toca hacer un buen análisis. Muchos negocios fracasan, por no haber estudiado bien el mercado o no conocer a sus propios clientes. Nosotros dedicamos un buen tiempo al estudio de estos factores, porque sabemos de su importancia significativa. Después del  análisis comenzamos con la preparación de la parte conceptual usando el Storytelling. Obviamente tiene que tener una coherencia con el propio negocio, pero si se usa correctamente, puede ser un método muy potente, ya que contando historias se pueden explicar las cosas de forma más fácil.

Ante un mercado que evoluciona constantemente, es necesario ser suficientemente versátil para adaptarse e ir de la mano de las últimas tendencias. Intentamos situarnos a la vanguardia de las nuevas tecnologías para aprovechar las herramientas que nos ayudan a asegurar el éxito para el negocio de mañana.

Y finalmente tenemos la continuidad. No queremos ser un simple proveedor, que entrega un trabajo cerrado y luego desaparece. Queremos ser más un aliado que acompañe y siga incrementando el valor de la marca de manera continua.

Y así vamos construyendo cada una de las secciones de la red, en la que cada hilo cumple una función relevante:

Ahora es cuando podemos comenzar con los hilos centrales, que representan nuestro trabajo táctico. Comenzamos con el marketing, que se sitúa entre un análisis y el storytelling, para crear y darle valor a la marca. Esto lo conseguimos definiendo el plan de marketing y el posicionamiento en el mercado. Conjuntamente viene el branding, que le da vida a esta marca. Aquí integramos el concepto creativo y la forma de cómo presentar un negocio. Esto incluye desde el logo y la imagen corporativa, hasta los textos creativos.

El tercer punto es desarrollo técnico, cómo puede ser una página web, una aplicación o módulos más especificos, cómo la realidad virtual, business intelligence o gamification. Y una vez esté todo listo, toca optimizarlo, usando de nuevo el análisis, para aumentar el ROI y hacer crecer el negocio.

El resultado final:

Una red consistente, fuerte y coherente, que permitirá captar y mantener un vinculo estable con los clientes, cuales son los componentes más importantes para cualquier negocio.

SpidOh! - El modelo de trabajo en Oh! my brand

 
Send this to a friend